Back to Top

Que ganas de escribir por escribir, de rimar por rimar y de hacer las cosas porque sí (porque sí).

Madrid está bien, pero estaría bien saber que Madrid no es el final de todo.